domingo, 16 de septiembre de 2012

LA EDUCACION FISICA EN LA ACTUALIDAD

La educación física, con la connotación común actual, se originó en las actividades físicas que el hombre trató de sistematizar en la antigüedad para su mejor condición física para la guerra. El renacimiento vio un ideal en el hombre físicamente apto y hace sólo 150 años se convirtió en la educación física escolar para el "desarrollo armonioso y equilibrado del cuerpo".

Las escuelas e institutos de formación de profesores de educación física, alcanzaron nivel universitario a fines del siglo pasado y con el desarrollo de los postgrados y la investigación científica, las más importantes y prestigiosas de esas instituciones empezaron a buscar cada vez mas base científica para apoyar sus programas y estudiar el desarrollo humano.

Como consecuencia las universidades tratando de dejar atrás el concepto de educación física escolar, como el alcance de la disciplina, y orientándose hacia todas las edades, cambiaron sus programas y nombres hacia: ciencias del movimiento; actividad física; fisiología del ejercicio, condición física; salud; educación física y recreación; kinesiología; ciencias del deporte. En efecto las instituciones que conservaron educación física en sus nombres pasaron a ser de: salud, educación física y recreación.

Los cambios ocurridos en las últimas décadas se iniciaron en los años sesenta o comienzos de los setenta, en USA y Europa, lamentablemente los países.

CORRIENTES ACTUALES DE LA EDUCACIÓN FÍSICA.
A mitad del siglo XX, se siguía utilizando la gimnasia sueca debido a razones fundamentalmente políticas y sociales de ese momento, ya que no existían muchos profesores especialistas en E.F.

En la época actual, empiezan a aparecer las diferentes corrientes de la E.F. manteniendo una idea básica: Siguen actuando unas y otras como contenido dominante de la E.F., y también como movimientos de resistencia (frente al deporte competitivo en exceso, por ejemplo). Estas corrientes son:

1. Condición Física.

2. Expresión Corporal.

3. Deporte.

4. Psicomotricidad
La Educación física en la sociedad
a. La función social
 

Es importante considerar que la sociedad funciona como un ente regulador de muchas actitudes y en el campo de la educación física no ha sido la excepción, pues ha marcado determinantemente su rumbo en cada uno de los alcances en los que esta rama se desenvuelve. Bajo esta perspectiva la Educación Física ha perdido importancia, ya que a veces se le considera como una pérdida de tiempo, bajo el supuesto de que, sólo quien tiene tiempo o dinero puede realizar actividad física, además en algunas corrientes de pensamiento, no se considera importante que se invierta tiempo en cultivar el estado corpóreo de las personas, eso sí, éstas deben ser productivas y generadoras de conocimiento para mejorar el estatus de la empresa o lugar de trabajo. Esta posición como lo señala Oña (2002), tiene mucho que ver con las resistencias
externas que se relacionan con lo prejuicios tradicionales provenientes del contexto cultural en el cual se desarrolla la sociedad. La situación expresada anteriormente, ha generado en algunos sectores de la población que la práctica de actividad física se asocie con el simple hecho de un tratamiento pedagógico de lo corporal como lo menciona en su análisis Barbero (2005), o bien, como una actividad que asegura el dominio del cuerpo sobre el espíritu, dando origen a una malformación del concepto social respecto de lo que debería ser la intervención psicomotríz balanceada; situación que depara un pensamiento colectivo en relación con la necesidad de lucir cuerpos esbeltos y sin grasa, tonificados y guapos, dando cabida a lo que Barbero (2005: 8) llama, el capital del cuerpo, el cual determina cuánto se aleja o se acerca una persona a los parámetros establecidos, y esto determina las oportunidades y “posibilidades vitales de una persona, sean estas laborales, de amistad o de pareja, de autoconcepto y de percepción del presente y el futuro”.



El ritmo vertiginoso en el cual estamos enredados en nuestra vida cotidiana, es una de las tantas excusas o motivos para que las personas abandonen la actividad física.
Pero claro y como era de esperar, luego de un tiempo, comienzan a extrañarla y más precisamente cuando ese maldito de la pollera o el , vaya a saber porque no llega al ojal, o cuando luego de correr esa maratónica carrera hacia la parada del colectivo, sienten que necesitan un tubo de oxigeno para recuperarse, o cuando luego de estar caminando de acá para allá todo el día sienten que las articulaciones de la cadera, rodilla y/o tobillo están por estallar del dolor; y así podríamos llenar varias paginas de esta revista con ejemplos.
Ahora bien lo peor de todo esto es que ante la desesperación lo primero que hacen en su gran mayoría es recurrir a diversas formas de actividad física que se venden en estos tiempos. Pastillas salvadoras para reducir de peso, maquinas mágicas que hacen de nuestros glúteos, abdominales, pectorales y demás, excelentes esculturas físicas. Lamentablemente la realidad es otra: las pastillas nos traen problemas y aun más graves ya que la mayoría actúa sobre nuestro organismo para anular el apetito y la no ingesta de alimentos sumada a la alteración que esta sufriendo nuestro organismo a la larga o la corta nos enferma.



Con respecto a las maquinas milagrosas, resultan un fiasco, ya que si no se rompen tampoco logran motivarme debido a que no obtengo , y así descubro que el sillón del televisor sigue siendo más cómodo.
Lo cierto es que el ritmo de vida que hoy en día lleva las personas les deja poco tiempo y ganas de realizar actividad física, aunque realmente saben que necesitan de ella para sentirse bien, mejorar los índices de salud o simplemente por necesidades estéticas. Lo que intento demostrar es que solamente la actividad física técnicamente prescrita y planificada puede lograr los objetivos buscados ya sean estéticos, deportivos o mejorar los índices de salud. Y en el momento de realizar un plan de ejercicios, este debe responder a ciertas exigencias y variables que son totalmente individuales para cada persona, a saber: tiempo que se le va a dedicar a la actividad, características personales, gustos, objetivos, etc.
Actualmente la actividad física ofrece una amplia gama de variedades para elegir, para todas las edades y en la mayoría de los casos con amplísimos horarios; con actividades como: artes marciales, deportes de combate, actividades acuáticas, preparación física, entrenamientos personales, técnicas de gimnasia, deportes, ya sea en clubes, gimnasios, sociedades de fomento, plazas, etc. Lo importante a la hora de elegir la actividad es que quien este a cargo de la misma ya sea profesor, entrenador y/o instructor, sea un profesional formado interdisciplinariamente, con amplios conocimientos sobre la anatomía y la fisiología del cuerpo humano, ejercicios, movimiento y entrenamiento ya que nuestro cuerpo es un organismo en constante equilibrio que debe ser respetado por el profesor, de lo contrario es muy factible queque se produzcan desequilibrios y que lleven progresivamente a las desmotivación y como consecuencia al abandono de la actividad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada